Movimiento Laical Nazaret

Movimiento Laical Nazaret
El XXI Capítulo General aprobó el documento: Movimiento Laical Nazaret. Un paso más para la consolidación de nuestro movimiento.

lunes, 9 de febrero de 2015

APROBACIÓN DEL MOVIMIENTO LAICAL NAZARET POR EL CONSEJO NACIONAL DE LAICOS

El pasado 4 de Febrero de 2015 se realizó el CONSEJO PERMANENTE ORDINARIO del Consejo Nacional de Laicos. Por el Movimiento, asistió la Coordinadora Nacional, Zulay Díaz- En el punto No, 5 de la Agenda se dio lectura a la solicitud de incorporación del Movimiento Laical Nazaret y su APROBACIÓN por la Directiva del Consejo. Muchísimas Gracias por aceptarnos.
Seguimos con el compromiso de ser estrellas de la Nueva Evangelización y de llevar al mundo el carisma de Nazaret.

X ENCUENTRO MOVIMIENTO LAICAL NAZARET 2015


El Movimiento Laical Nazaret, se ha reunido los días 30 de enero al 01 de febrero de 2015, en la Casa de Espiritualidad en El Jarillo, para celebrar el X Encuentro Nacional de Laicos Nazaret y el X Aniversario de la creación del Movimiento. La jornada, intensa y festiva, para celebrar la existencia de este grupo consolidado a raíz del Documento “Movimiento Laical Nazaret” aprobado en el XXI Capítulo General. Un ámbito de encuentro, comunión, comunicación y diálogo, así como una excelente representación del apostolado laical Nazaret, identificado con el carisma y espiritualidad del P. San José Manyanet.

La Jornada se inicia con las palabras de apertura de M. Adriana Quintero, Delegada de Venezuela. Luego la bienvenida por M. Nhur Luque, Asesora General del Movimiento Laical Nazaret y la Mención de los 10 años de la fundación del Movimiento a cargo de Zulay Díaz, Coordinadora Nacional del Movimiento Laical Nazaret.

Los hilos conductores del Encuentro estuvieron a cargo de: Hna. Maurhermin Milano, con el tema: Los desafíos del Sínodo de la familia para las familias de hoy. M. Edith Gutiérrez con el tema: Carisma de Nazaret y M. María Encarnación Colomina y la Dra. María Teresa Urreistieta con el tema: El laico de Nazaret y su compromiso cristiano. La jornada se caracterizó por el compartir experiencias de vida, momentos de oración, reflexión y testimonios.

La actividad del sábado se inicia con la oración preparada por el grupo de laicos de Altavista. M. Antonia Fonseca y Angela Delgado presentaron una reflexión sobre M. Colomina muy hermosa.

Un Encuentro lleno de esperanza, de ir forjando, con la ayuda del Espíritu, un laicado adulto y responsable para la evangelización de nuestra sociedad del presente y futuro. Tenemos que responder  desde la humildad, desde el ser cristiano, que es una inmensa riqueza, pero también, en los tiempos que corren, un peligro y un deber. La hora actual pide un apostolado más intenso y menos mediocre, porque tenemos que ir en muchas cosas a contracorriente. Nazaret nos necesita y por ende la Iglesia porque somos escuelas de santidad, de comunión y de pertenencia eclesial.

Por la noche en puntos varios:  la evaluación del Encuentro, algunos aspectos del próximo Encuentro Latinoamericano que se realizará en Brasil en Septiembre 2015 y la celebración de los 10 años con la entrega de un presente a M. Edith Gutiérrez y Nhur Luque quienes retomaron, en el 2005,  el proyecto del P. Manyanet para la creación del Movimiento de laicos e iniciaron el proceso de consolidación del grupo. También se aprovechó esta celebración para felicitar a M. Graciela Fernández por sus 53 años como Misionera de Nazaret.

Y para finalizar la jornada, la eucaristía preparada por los laicos de Táriba y San Antonio. El sacerdote, con su humildad y sencillez nos conmovió con palabras de luz y sabiduría.

Gracias Familia de Nazaret por esta nueva oportunidad de encuentro.

 

Zulay Díaz

 
video

lunes, 5 de enero de 2015

SIGNIFICADO DE LA ROSCA DE REYES

Después de que los Reyes adoraron a Jesús, un ángel les avisó que no regresaran donde Herodes y ellos regresaron por otro camino. Herodes al enterarse que había nacido el Rey que todos esperaban, tuvo miedo de perder su puesto y ordenó matar a todos los niños menores de dos años entre los cuales se encontraría dicho Rey.
La Sagrada Familia huyó a Egipto y el niño Dios se salvó, otras familias escondieron a los bebés en tinajas de harina y así no fueron vistios y salvaron sus vidas. Desde entonces, los judíos comían pan ázimo el 6 de enero en el que escondían un muñeco de barro recordando este acontecimiento.
Los primeros cristianos tomaron un poco de esta tradición y la mezclaron con la historia de la visita de los Reyes Magos para la celebración de la Epifanía: cambiaron el pan ázimo por pan de harina blanca y levadura, cocida en forma de Rosca, endulzándolo con miel y adornándolo con frutos del desierto, como higos, dátiles y algunas nueces.
Para los cristianos, la forma circular de la rosca simboliza el amor eterno de Dios, que no tiene principio ni fin. Los confites son las distracciones del mundo que nos impiden encontrar a Jesús.
El muñequito escondido dentro de la rosca, simboliza al Niño Jesús que los reyes no encontraban porque la estrella desaparecía.
Esta costumbre de los cristianos de Palestina llegó a Europa y posteriormente a América.
En México, el que encuentra el muñequito de la rosca se convierte en el centro de la fiesta: se le pone una corona hecha de cartón y cubierta de papel dorado y se le da el nombramiento de “padrino del Niño Jesús”.
El padrino deberá vestir con ropas nuevas a la imagen del niño Jesús del nacimiento y presentarlo en la Iglesia el día 2 de Febrero, día de la Candelaria. Después hará una fiesta con tamales y atole